En el 2004, descubrí un libro sobre Tantra al que apenas dí importancia.  Me impresionó muchísimo, eso sí, la visión que aportaba sobre la Sexualidad Sagrada.  No fue hasta el 2009 y casi por casualidad, que tuve un acercamiento más profundo con el Tantra en la que sería mi primera formación como Masoterapeuta Tántrica de la Tradición Kahula,

cambiando totalmente la percepción de mis emociones, mis patrones de conducta, mis relaciones, en definitiva, de todo mi mundo… El Tantra me hizo ser más Consciente.

Descubrí entonces una herramienta poderosa que podría ayudar a los demás de manera directa y potente pero placentera a la vez.

Me fascinó inmediatamente. Realicé varios cursos más en Madrid y empecé a trabajar con el masaje tántrico, dándome también la posibilidad de acceder al mundo de las terapias alternativas. Trasladándome desde Madrid a Barcelona, en 2010, continué mi capacitación con varias formaciones de masoterapia tántrica y masaje tántrico de Cachemira, participando como asistente en varios retiros tántricos.

Aún siendo una herramienta increíble, necesitaba saber más sobre la mente humana y en 2011, me formé como terapeuta en Terapia Regresiva y en Psicoterapia Transpersonal por el Instituto de Análisis Modificado del Inconsciente (AMI), diplomándome por la Open University of Advance Science de Florida, en Junio del 2012. Estoy muy agradecida por la luz que ambas terapias aportaron a mi vida sobre aspectos de mi sombra y de mis vidas anteriores, aspectos sobre mí misma que necesitaba conocer, aceptar e integrar suavemente.

Ese mismo año descubrí el Rebirthing, formándome como Renacedora con Manuel García, y realizando además, el primer y segundo grado de Reiki Usui con Jaume Isal.

Para profundizar aún más en el mundo tántrico, inicié la formación en Tantra de Maite Domenech, Tantra del Corazón, , que acabé en 2012, así como formaciones de masaje Ayurvédico Vatha Abhyanga y quiromasaje terapéutico holístico ofreciéndome unos conocimientos sobre el cuerpo humano, tanto físico como energético,  necesarios para una buena sesión de masaje.

En 2012 recibí la Maestría de Reiki Usui Tradicional con David Alcalde y realicé mi segunda formación de Renacimiento en Rebirthing International España con Fanny Van Laere e Irene Jové, dos grandes profesionales que me han enseñado la importancia de un parto digno, natural, consciente, de profunda conexión entre madre y bebé, de una belleza conmovedora. Gracias al Rebirthing fui consciente de los patrones mentales y emocionales que aún dominaban, y dominan, mi vida. La práctica diaria de algunas técnicas de esta maravillosa herramienta me aporta claridad y conexión conmigo misma.

El 2013 fue mágico y muy femenino. Realicé el primer nivel de la formación de Reclaiming, Espiral 1, con Morgaine Sheluxx, trabajando e incorporando los conocimientos ancestrales sobre magia de la tradición Iberocelta. Reconectando con mi intuición femenina, el poder mágico de la intención y del ritual y disfrutando como una niña de saberme capaz de hacer magia. Sutil pero poderosa magia.

De manera prácticamente autodidacta, además, he ido adquiriendo y trabajando con los arquetipos de la Mujer, incorporando a mi vida el placer de sentirme infinitas mujeres en una, de aceptar que soy cíclica, cambiante como la luna y la Naturaleza, honrando mi menstruación, mi cuerpo, mi útero sagrado y mis emociones.
Verma Rodriguez

Sentí la necesidad de indagar más profundamente en las aguas oscuras de mi Sombra más femenina y comencé un tratamiento con Osiris, el huevo de Obsidiana, participando en un círculo de mujeres que nos llevó de viaje durante meses por memorias propias y colectivas de nuestra sexualidad.

En 2013 también, inicié la formación Los 7 infinitos de tu cuerpo de Rous Baltrons, enfocada al despertar del útero y sus dones a través de la danza oriental, sanando heridas que el patriarcado ha causado profundamente en las mujeres pero también en los hombres. Tras unos intensos meses de danzas, temazcales, gritos de guerra, miedos enfrentados, miradas llenas de emoción, y empoderamiento femenino, terminé la formación en mayo del 2014, totalmente enamorada de la Mujer y la gran Diosa.

A finales del 2014, me embarqué en el proyecto Sanango, una asociación de terapeutas enfocada en la salud holística y el bienestar físico, emocional y espiritual de las personas.

En 2015 facilité junto a David Alcalde, la Formación Profesional de Masaje Tántrico y Cura Sexual de la Tradición Kahula, un viaje que me llevó a

Verma Rodriguez

entrar en contacto rápida y profundamente con mi vulnerabilidad, vivenciando grandes aprendizajes y bendiciones para mi vida personal y profesional.

En 2016 inicié la formación con Kurma Rajadasa, un gran maestro con una peculiar forma de enseñar que ha desmontado la mayor parte de mis creencias y estructuras con respecto al Tantra y el Masaje Tántrico y a quién estaré profundamente agradecida, siempre.

He participado en retiros con Ronald Fuchs, Hari Dass y Daniel Odier, me formé en masaje tántrico con Lara Carbu y realicé un año de la formación de Tantra con Xavi Domenech, bebiendo del conocimiento de todos ellos e integrando su saber en mi y en mi forma de trabajar.

En 2017 inicié la formación en Codependencia e Integración del Niño Interior con Ketan Raventós, lo que me permitió entrar bien profundo dentro de mi y conocer las heridas de mi mundo emocional, abriéndome al dolor y la meditación, y sanar mi corazón.

Y por fin, en 2018 entré en la formación de Astiko, ¿Quién soy yo? donde sigo investigándome hoy en día, conociendo con más claridad mis condicionamientos, entendiendo mi polaridad, mi energía y el movimiento de expansión-contracción de la vida, aprendiendo a morir y rendirme en cada exhalación y llenarme de vida y amor en cada inhalación.

Comprendiendo que estar en el corazón es la clave para vivir en Amor.

Embarcada ahora en la dirección de la Formación Profesional de Masaje Tántrico y Cura Sexual, durante todo este tiempo, además, he facilitado talleres, retiros y cursos dedicados especialmente al masaje tántrico. Ofreciendo también sesiones individuales y a parejas, y acompañando a cada uno, hombres y mujeres por igual, en su camino de autodescubrimiento, sanación y crecimiento personal.

X