Merecidas vacaciones!

india

Después de años de estudios, formaciones transformadoras, talleres, sesiones individuales y crisis personales varias… por fin ha llegado mi momento: me voy de viaje!

India, la mágica y desgarradora India, me espera. Sus gentes, los intensos olores, los brillantes colores… bellos paisajes y duras realidades que giran la vida y la transforman.

Voy en busca de la nada, cayendo en el gran vacío infinito de posibilidades que la experiencia, sin expectativas, sin proyecciones, puede abrir ante mi. Entregarme y zambullirme en el ruido y el silencio, en la belleza y en el horror, en la alegría inmensa y en la profunda tristeza, vivenciar todo como una aventura delirante, tragicómica pero hermosa, muy hermosa.

2 meses de caminos, calles, montañas, playas, trenes, buses, horas muertas, ashrams, hostales, amaneceres y atardeceres y todo aquello que el viaje me traiga para disfrutar con la inocencia de una niña, capaz de maravillarse y sorprenderse incluso de una sonrisa.

Desde el 1 de Octubre al 3 de Diciembre estaré fuera de Barcelona.

Cristina, mi socia, amiga y compañera profesional se queda al frente de Sanango y también de mis pacientes. Si quieres recibir una sesión de masaje tántrico o sanación sexual, puedes ponerte en contacto con Cris por teléfono al 620770820 o al e-mail info@sanango.cat

Para sesiones de Rebirthing, masaje ayurvédico, holístico… a partir del 7 de Diciembre, a mi regreso!

🙂

Gracias Universo, gracias mamá, gracias a mí misma.

Anuncios

Masaje tántrico

erotic-massage-520x245Lo primero de todo es no crearse expectativas. Como seres poseidos por egos que somos, nos dejamos llevar por las expectativas y acabamos decepcionados de la idea que nos habíamos hecho sobre algo, decepcionados de una realidad que nunca ha existido excepto en nuestra mente, porque el hecho de que lo hayas imaginado 100 veces no significa que vaya a ser así. Cada Ser se hace unas expectativas diferentes según las vivencias que haya tenido en su pasado. Un pasado que tampoco existe, pues ha sido interpretado por la mente condicionada que nos controla a cada uno, por lo tanto el pasado no es real. E imaginar 100 veces cómo es un masaje tántrico tampoco hará que esa experiencia sea real.

Lo que la hace real es recibirlo y abrirse a la experiencia sin contemplaciones.

Si alguien me preguntara cuál es el secreto, le respondería sin dudarlo que la magia está en la respiración. Si respiras completamente, vives completamente, sientes completamente y disfrutas plenamente. El problema es el control. Y nuestra mente. Nuestra mente quiere controlar todas las cosas, hasta las propias emociones. Y cuando controlas algo no dejas que se exprese libremente, lo reprimes, lo atas.. como las emociones controladas que se quedan ahí reprimidas, atrapadas, enganchadas. Como las emociones que, absolutamente todos, tenemos reprimidas, atrapadas y enganchadas.

Ahora cierra los ojos, presta atención a tu cuerpo y respira. Durante el masaje respiramos por la boca. Los dos Seres, tú y yo, inhalamos por boca y exhalamos por boca, nos vamos llenando cada vez más de Energía y Vida que se expande despertando el cuerpo sutil pausadamente. Lentamente.

Ahora siente la relajación.

Cuando sueltas totalmente el control y te entregas completamente a la respiración, consigues expandir esa relajación por todo el cuepo, llegando de manera fácil, sin esfuerzo, a relajar también la mente.

Y es entonces, en ese estado de no mente que dejas de ser tu, dejas de identificarte con el ego que no eres.. y pasas a Ser, Ser en estado puro. Conciencia, Presencia y Amor. Por fin habitas realmente el cuerpo que utilizas cada día, el mismo cuerpo que puede llevarte a alcanzar estados de éxtasis profundos suspendidos en un espacio-tiempo que no es el lineal, el marcado por el reloj y la sociedad. Ahora estás en un espacio-tiempo Sagrado. Como Sagrado es tu cuerpo. Como Sagrado es el gozo físico que te sirve de llave que abre y expande tu conciencia.

Simplemente dejas de ser tu para conectar con el verdadero Ser que eres.

A veces es fácil. El Ser se abre totalmente receptivo a la respiración, al tacto, a la lentitud, al amor y a la energía sexual y se entrega sin reservas disfrutando la experiencia extática que proporciona el tantra. Se abre totalmente a la Vida. La energía sexual expandida por cada célula brota desde dentro hacia fuera por cada poro de la piel. El Ser rebosa energía sexual. Sin mente, sin control, el Ser puede llegar a sentirse poseido por la energía sexual. Cada milímetro del cuerpo puede sentir un inmenso placer orgásmico: Oleadas de placer, sacudidas de Shakti, la energia kundalínica, vibración, sensibilidad extrema que hace que cada pase del masaje te conecte cada vez más profundo con la necesidad de sentirte así de amado, venerado, respetado y sacralizado en cada acto sexual y amoroso que realices. Cada Ser descubrirá a través del masaje una sexualidad diferente a la fría, mecánica, animal y tradicional sexualidad que llevamos siglos y siglos viviendo y perpetuando. Nadie nos ha enseñado a tocarnos y tocar a otros como Seres Sagrados. Nadie nos dijo de pequeños que somos parte de la divinidad que es el Todo, que nuestra Energía Sexual es la expresión de esa divinidad en cada uno de nosotros y que por eso hay que honrarla, despertarla, hacerla crecer, expandirla, transmutarla e integrarla.

Nadie nos dijo de pequeños que podíamos sanarnos con nuestra propia energía sexual.

Porque a veces no es fácil. Habitar totalmente el cuerpo implica sentir totalmente el cuerpo. Implica sentir. A través de movimientos lentos y envolventes, las manos cargadas de Amor Incondicional van recorriendo todos los rincones del cuerpo, relajando y despegando las memorias atrapadas en los músculos, en la piel, en las fascias y hasta en el Corazón. Las manos cargadas de Amor incondicional son capaces de sostener esas memorias despegadas que se van liberando al ser expresadas: rabia, enfado, ira, frustración, tristeza… más tristeza, soledad, miedo, vacío, desconexión.. cada Ser conecta con una de estas emociones, o ninguna, o dos o más y cada Ser ha de permitirse vivenciar esa emoción, ser esa emoción y dejar de ser esa emoción, soltar y dejar ir completamente para llegar a ser libre, libre hasta de sí mismo.

Porque a través del masaje tántrico, dejas de ser tu para conectar con el verdadero Ser que eres.univ

Cuando la energía sexual que hemos despertado a través de la relajación total, la entrega absoluta, la respiración tántrica y los movimientos lentos y envolventes de las manos cargadas de Amor incondicional se expande y llega al Corazón, entonces reconocerás el AMOR. El Amor en mayúsculas. Sentirás el Amor y la Unidad. Porque si formas parte de la divinidad que es el Todo, eres el Todo. Entenderás que no hay separación. Eres Universo divino y sagrado. Tu cuerpo es divino y sagrado. Tu sexualidad es divina y sagrada. Tú eres Creador.

La experiencia de la energía sexual trasmutada en Amor incondicional en el Corazón es Belleza pura. Magia. Alquimia Sexual.

Y tú puedes descubrirlo. Estás a un paso de poder descubrirlo. Sólo tienes que permitirte a ti mismo descubrirlo.

🙂

Abrazos tiernos,

Verma.

Masaje de Yoni

 

yoniÚltimamente se habla mucho del famoso masaje de Yoni, como un masaje erótico que da muchísimo placer a las mujeres.

Yo no lo negaré. Da placer.

Hay mujeres, puede que 1 o 2 de cada 10, que experimenten un placer exquisito, incluso místico, el éxtasis! durante un masaje de Yoni, alcanzando el orgasmo o los orgasmos tras minutos eternos de gozo, suspiros y profunda relajación, apertura y receptividad. Otras, entre 2 o 3 (siempre sobre 10), puede que sientan placer entremezclado con otras sensaciones físicas y emocionales que no puedan o no sepan reconocer, pero que tras un largo, lento y respetuoso masaje de Yoni, alcanzan igualmente el orgasmo o los orgasmos aunque no tan intensos como las primeras mujeres mencionadas.Otro porcentaje, 3, 4, 5 de cada 10 mujeres, puede que no sientan gran cosa o incluso conecten con emociones “que no deberían estar sintiendo en ese momento”, como tristeza, frustación, angustía… Pero el porcentaje más alto se lo llevan las mujeres que en una sesión de masaje de Yoni conectan con heridas bien profundas, abiertas, sangrantes y muy muy dolorosas.

Llevo 4 años dedicándome al masaje tántrico y aunque por desgracia no tengo tanta experiencia con mujeres como con hombres, he tenido la oportunidad de trabajar y ¿ayudar? a las pocas que se han atrevido a dar el paso de abrirse a una experiencia tan intensa y vulnerable, y lo que he vivido ha sido tan conmovedor y liberador como desolador.

Yo quiero hablaros de esas mujeres con heridas profundas, abiertas, sangrantes y dolorosas.

Hablaros de mujeres que transportan en la memoria de sus células decenas, cientos de mujeres que han sido en otras vidas y decenas y cientos de antepasadas, mujeres de su familia, que impregnan su cuerpo físico y emocional y su inconsciente individual y colectivo de decenas, cientos, miles de culpas, abusos, humillaciones, maltratos, vejaciones, violaciones e incluso torturas o asesinatos.

Mujeres incapaces de sentir orgasmos avergonzadas de su increible potencial sexual por una represión milenaria hacia su exclusivo poder orgásmico, mujeres que sienten pánico a abrirse de piernas y tensan tanto su vagina que la hacen impenetrable, mujeres que se evaden completamente del acto sexual por no tener que revivir una y otra vez el abuso que su papá, o su tio, o su hermano, o su vecino, o su profesor, o su entrenador, o su amigo o cualquier otro hombre pudo haberle hecho de pequeña y de no tan pequeña, mujeres que simplemente no sienten su cuerpo poseído por la líbido, ni sienten estremecer su cuerpo con una caricia, ni su vulva hincharse y humedecerse con una excitación que no llega nunca.

Respiro lenta y profundamente.

Cuando introduzco mi dedo corazón dentro de un mujer durante un masaje de Yoni, siento que todo mi ser penetra en ella y se funde con ella, siento lo que ella siente, sufro lo que ella sufre y alguna vez lloro lo que ella, sin saber, no puede llorar.

Yoni34r-1Como mujer que ha dado pero también recibido muchas sesiones de masaje tántrico y cura sexual, siento pánico cuando un hombre me propone hacerme un masaje de Yoni porque me pregunto ¿estará preparado? ¿sabe lo que va a hacer? ¿sentiré su energía sexual sana…o babosa? ¿me sentiré un trozo de carne? ¿estará lo suficientemente presente, consciente y amoroso (que No Sexual) durante el masaje? ¿lo hará lento o convertirá su dedo corazón en una turbina contra mi clitoris, apretándolo bruscamente?

Así que cuando tu, hombre, representación de toda esa energía masculina que hemos recibido hasta ahora las mujeres, te acerques a un Yoni para masajearlo, se consciente del acto sagrado que implica abrir a una mujer de piernas, acariciarle lentamente su vulva e introducirle dentro uno de tus dedos, el corazón siempre por favor. Porque en ti, Shiva, está el poder de liberar, sostener y transmutar todo lo que una mujer sea capaz de soltar en una sesión. Porque en ti, Shiva, está la oportunidad de demostrarle a la mujer que los hombres ya no le van a hacer daño, que puede empezar a confiar y abrirse totalmente receptiva y entregada porque los hombres están cambiando, porque cada vez hay más hombres despiertos, rendidos ante el poderío sin igual de una mujer que mostrandose vulnerable, se hace más fuerte, más íntegra, más auténtica y más Poderosa.

Como profesional del masaje tántrico, honro profundamente a esas mujeres dedicadas a su propia sanación, a la sanación de su linaje ancestral femenino, y a la sanación de su futura progenie.

E invito a todas las mujeres que me lean a abrirse a recibir una sesión de Cura Sexual, a abrirse a experimentar con su propia energía sexual y explorar su Sombra desde el respeto, el gozo y el amor incondicional de un masaje tántrico.

Recomiendo también buscar apoyo o acompañamiento emocional para las heridas que puedan abrirse y sangrar más fuerte después de un masaje, ya sea con una terapeuta sexual, psicóloga u otras mujeres que estén pasando o hayan pasado por la misma situación.

Con esto quiero aclarar además, que el masaje tántrico no es un juego, se mueve una cantidad enorme de energía, se remueven emociones, se altera la conciencia, se derrumban los muros del espacio de seguridad que hemos tardado años en construir… en definitiva, conecta con el inconsciente, te pone delante la Sombra y te invita a no luchar contra ella sino a aceptarla totalmente para poder disolverla poco a poco entre los dedos que pueden proporcionarte tanto placer, tanto gozo y tanto éxtasis.

Solo tienes que abrirte a ello.

Nada más y nada menos.

Abrazos tiernos,

Verma.

 

 

Sexualidad humana y masaje tántrico: sanar con Energía Sexual.

sexualidad humanaCuanto más ahonda uno en las implicaciones biológicas, psico-emocionales y energéticas de la sexualidad humana, dos cosas surgen que llaman la atención:
La primera es el increíble entramado de influencias, efectos e impacto que ésta tiene sobre quiénes somos, cómo sentimos y actuamos y en un sentido más global, en cómo auto-alimentamos los mecanismos que limitan nuestra capacidad de sentir y expresar nuestra divinidad.
La segunda es tal vez más compleja si cabe, ya que a pesar de que hoy en día existe gran cantidad de personas entregadas a su crecimiento personal y evolución espiritual, son muy pocas las que han trabajado su energía sexual y menos aún las que conocen la Sanación Sexual.
LA ENERGÍA SEXUAL.
Para vislumbrar sus implicaciones vamos a tener que ver la situación desde varios enfoques.
Uno clave y contundente es la neuroquímica y los procesos hormonales. Aquí entran en juego diversas hormonas y receptores andrógenos, como la dopamina, la oxitocina y la prolactina.
Los avances en los estudios de este campo nos permiten saber que estas tres hormonas, junto a la del estrés, la testosterona y los estrógenos, están no solo detrás de nuestra conducta sexual y vida afectiva, si no que son responsables y co-factores de importancia, por exceso o defecto, en una gran variedad de trastornos psicológicos y físicos relacionados o no con el aparato reproductor o la sexualidad, llegando a alcanzar desde simples dolores de espalda o cabeza, hasta procesos degenerativos como algunos tipos de cáncer.
Entendemos así que, por ejemplo, tras millones de años de evolución en el planeta, estamos diseñados para perseguir los picos de dopamina, hormona de la recompensa y de oxitocina, hormona del cariño, buscando así una pareja sexual y el sexo orgásmico convencional. Este tipo de sexo, llamado “sexo de descarga”, en clara alusión al orgasmo eyaculatorio masculino, conlleva en sí mismo una fuerte caída de ambas hormonas (dopamina y oxitocina) y una subida de la prolactina, hormona de la saciedad. Asegurando la variedad genética, además, cuando el “sexo de descarga” se realiza de manera exclusiva y continuada con una misma pareja, en la mayor parte de los casos los picos de oxitocina, dopamina y fenililetilamina, son cada vez más difíciles de conseguir, y los niveles de prolactina relacionada con los estados depresivos, de irritabilidad, de resignación, desordenes del apetito sexual, etc, cada vez son más altos y prolongados provocando una mayor sensación de malestar y cansancio general, inestabilidad emocional, etc. La asociación inconsciente de la pareja sexual a los niveles altos de prolactina suele ser el origen de la mayoría de los conflictos entre parejas estables. Esto sucede también a la larga en los encuentros sexuales eventuales de manera establecida.

Otra vertiente importante a tener en cuenta en la Sanación Sexual, es la energética y evolutiva.
Entendiendo antes la estrecha vinculación que existe entre energía sexual, energía vital y energía física, debemos ir más allá en cuanto a su vinculación directa con la energía espiritual, con la energía divina que todos poseemos y que en el Tantra se conoce como Kundalini.
Por otro lado, la energía sexual vinculada estrechamente al placer, a la capacidad de sentir, la capacidad de vinculación afectiva, empatía, amor, vulnerabilidad, receptividad, creatividad, así como las capacidades de atención, concentración, equilibrio, reacción… se transforma en una de las energías más importantes y poderosas de cuantas fabricamos habitualmente.
El placer es tal vez el punto más importante, por su capacidad sanadora y su vinculación con la conexión espiritual y el potencial energético humano. Todos los centros y zonas que generan energía sexual y placer, están conectados directamente con las partes más primitivas de nuestro cerebro, el reptiliano y el límbico.
En cuanto a este último, el límbico, responsable de nuestras emociones, existe una impronta llamada Impronta límbica, conocida ya por muchos profesionales, que viene a ser como un programa básico de funcionamiento, estructura y asociaciones fundamentales psico-emocionales, que condicionará profundamente nuestro paso por la vida.
Esta impronta límbica se establece entre la concepción y los primeros años de vida, destacando lamentablemente el trauma del nacimiento, por el que pasamos la gran mayoría y en el cual, se establece una compleja asociación inconsciente entre culpa y placer. Esta asociación limita así, entre otras, la cantidad de placer que somos capaces de sentir y la cantidad de energía que somos capaces de generar y con ello los estados de unión y conexión espiritual a los que podemos acceder.
La tercera parte que se forma en el gameto es lo que más tarde acabará siendo el Punto Sagrado, en la cavidad vaginal en la mujer y anal en el hombre. Este punto, conocido como punto G en occidente, es de vital importancia dentro de la sanación sexual, ya que guarda registros energéticos de todo lo vivido desde poco después de la concepción y posee una relación energética directa con Kundalini,  Muladhara y los centros superiores Ajna y Sahasrara. Así una parte importante del proceso pasa por el despertar de este punto y la apertura de nuevos niveles de placer y energía sexual.

LA SANACIÓN SEXUAL

La existencia de Sanadores Sexuales ha sido registrada por ejemplo, en las tribus de Norte América o en las culturas tribales del Indos, existiendo desde hace más de 2000 años y sobreviviendo en todo tipo de culturas y sus respectivas prohibiciones y cazas de brujas.

Si bien es cierto que los sanadores sexuales occidentales fundamentan su trabajo en el Tantrismo y el Taoísmo, la visión occidental complementa a éstos con el conocimiento científico sobre la neuroquímica cerebral y otros procesos, sistemas y elementos biológicos implicados en el sexo, como nuevos conocimientos en bioenergética, psicología transpersonal y un largo etc.
Así, para comprender la sanación sexual es muy importante tener una visión global, que abarque un conocimiento básico de múltiples especialidades, ya que en ella se engloban cosas tan diversas como procesos hormonales, diversos tipos de yoga, psicología, nutrición, anatomía física y energética, filosofía, masoterapia, meditación o técnicas energéticas entre muchas otras.
Tras el reconocimiento de la divinidad interior del ser humano, la energía sexual como expresión de esta divinidad y el placer no como objetivo, sino como medio de reconexión, la Sanación Sexual busca por un lado, desbloquear y armonizar todos los centros y canales energéticos principales, incluyendo los sexuales, liberar y expandir la energía sexual y despertar el potencial de los Puntos Sagrados y por el otro, facilitar la información necesaria para que la persona comprenda su proceso, no solo a un nivel físico, sino también energético, emocional, mental y espiritual, además del conocimiento que le permita tomar consciencia de la energía sexual y su manejo consciente en busca de, por ejemplo, un control consciente de los niveles de dopamina, oxitocina, oligoelementos, oxígeno o prana entre muchos otros objetivos.
Esto es un profundo e intenso trabajo que repercute en prácticamente todos los aspectos de la existencia. Más allá de la vida sexual, algunos de sus trabajos, como el verdadero Masaje Tántrico, realizado con la consciencia, el conocimiento, la presencia y la energía necesarios por parte del Sanador, pueden abrir profundos procesos de sanación de heridas emocionales, patrones y creencias mentales o problemas físicos, integrando la consciencia de nuestro Ser y permitiendo mediante el placer, el amor incondicional y la entrega, acceder a estados de conciencia ampliada, despertando los Siddhis o logros, hasta el despertar completo de Kundalini y la Realización Última.
No hay que olvidar que según las tradiciones tántricas, ningún ser consciente de su sexualidad, es manipulable por religiones, dogmas, estructuras sociales, políticas o de ninguna otra clase, ya que posee una conciencia clara de su ser superior, una maestría sobre los elementos, las emociones y el pensamiento, que le dan acceso incluso a la trascendencia de la muerte y la realidad física. Tal vez, como dice la sabiduría tántrica, al final del Kaliyuga, la época oscura, coincidente con el tiempo actual, el Tantra renacerá y la consciencia humana preparada ya para trascender la sexualidad biológica, despertará la divinidad interna latente en cada ser.

David Alcalde.  Masoterapeuta Tántrico. Instructor de Tantra Kriya Yoga. Quiromasajista. Gemoterapeuta. terapeuta Reiki y de Elixires Vibracionales.