Formación intensiva en Masaje tántrico y Cura sexual

Este curso está pensado para aquellas personas que quieran ofrecer a otros, ya sea profesional o personalmente, un buen masaje tántrico.

Ni el tantra ni el masaje tántrico son una terapia en sí, sin embargo, la profundidad a la que se llega tanto a nivel físico como emocional y espiritual es inmensa, despierta y reabre grandes heridas y creencias autolimitantes que condicionan y distorsionan nuestra realidad y nos acompaña amorosamente para traer más consciencia y arrojar luz a nuestra sombra, liberándonos de emociones reprimidas y estancadas, observando nuestros miedos: a ser abandonados, humillados, rechazados, a la soledad, al vacío, al dolor… Nos invita a darnos cuenta de cuán condicionados estamos por las creencias sociales y religiosas que nos dificulta el vivir una sexualidad plena y satisfactoria, que nos dificultan a vivir en general y nos invita a conocer más íntimamente a ese ser que habita en nosotros y en el otro, a esa esencia divina que nos atraviesa el cuerpo pero que, en muchas ocasiones, desconocemos completamente.

Todo esto hace que el tantra y el masaje tántrico sea profundamente sanador.

Tras finalizar el curso, sabrás realizar un masaje tántrico y una sanación sexual pero solo será el pistoletazo de salida. Hacer el curso no te convertirá en sanador sexual, ése es un camino que hay que construir pasito a pasito y muy conscientemente, práctica tras práctica, masaje tras masaje. Y cuando tu ego crea que ya lo sabes todo del masaje tántrico o que ya lo controlas a la perfección, se abrirá entonces una dimensión más profunda de la sesión y te sentirás perdido de nuevo, situación idónea para dejarte caer en la sabiduría infinita que habita en ti, en tu maestro interior, en tu conexión con lo divino para que actúe a través de ti y no seas tu quién realice el masaje, tu ego, sino algo más grande que tu, puedes llamarle Dios, Existencia, Universo, Sabiduría Infinita, Gran Espíritu, Gran Misterio o como te de la gana.

Después de 7 años dedicándome al masaje tántrico, de haberme formado con Anand Rudra, Kurma Rajadasa, Maite Domenech, Manu García y David Alcalde, de haber explorado el mundo del masaje erótico y vivenciando talleres con Ronald Fucks, Astiko, Xavi Doménech… aún sigo sintiendo que no se nada, por eso sigo formándome en masaje y en tantra, aún se puede investigar más, aprender y profundizar mucho más, es un camino de por vida y la humildad, una gran virtud que no se debería perder nunca.

Y aunque las formaciones son importantes porque ofrecen una estructura y una metodología, lo más importante para realizar un masaje tántrico o una sanación sexual no puede aprenderse en ningún curso, surge en algún momento de tu vida, de tu interior, de tu corazón y cuando aparece es arrollador y mágico, porque no eres tú ni tu técnica lo que ayuda a sanar al otro, sino tu amor y compasión por él.

Y eso, no puede aprenderse en ninguna formación.

“El masaje es algo que puedes empezar a aprender, pero que nunca terminarás. Sigue y sigue, y la experiencia continuamente se hace más y más profunda, y más y más elevada. El masaje es una de las artes más sutiles, y no es solo una cuestión de habilidad. Es más una cuestión de amor… Aprende la técnica, y luego olvídala. Entonces sólo siente, y muévete por el sentimiento. Cuando lo has aprendido en profundidad, el noventa por ciento del trabajo se hace por amor, y el diez por ciento por la técnica. Solo con el propio tacto, un toque consciente y amoroso, algo se relaja en el cuerpo. (OSHO)”

Si te interesa la formación, escribe un correo a vermaterapia@gmail.com para saber más sobre el contenido de la misma, precio, facilidades de pago y/o cualquier duda que tengas.

Un abrazo tántrico, de esos que inundan cada célula del cuerpo de mucho amor.

 

Experiencias de alumnos.

“Me apunté a la formación porque hice un retiro de fin de semana de masaje tántrico y me encanto! En un principio me apunté para saber hacer masajes y volver a sentir el tacto consciente entre dos personas, pero la realidad fue otra.

Con la formación haces un trabajo interior muy profundo, una sanación sexual de la cual no sabes ni que la necesitas. Coges tanto conocimiento de la energía sexual y de su importancia que tu vida nunca vuelve a ser la misma.

Nunca me llegué a imaginar que sería tan importante en mi vida tanto en lo personal como en lo laboral, ahora el tantra forma parte de mí y sigo en este camino tan desconocido pero tan apasionante.

La formación fue muy completa tanto en contenido como en experiencia, una vivencia que todo el mundo tendría que vivir y sentir.” (Sandra)

“La formación, y no sé si llamarla así porque en realidad fue mucho más que eso. Para mí supuso un gran desafío en todos los sentidos, y gracias a ello me he encontrado con aprendizajes extraordinarios durante el tiempo de la formación y después de ella.

Tengo que recalcar y lo digo con palabras llenas de entusiasmo e ilusión que en el Masaje Tantrico he encontrado la herramienta que me hace vibrar, que me apasiona, en la que me encuentro a mí misma una y otra vez, y por lo tanto, estoy tan agradecida a la vida y a las personas que me la dieron a conocer. Que no puedo nada más que decir GRACIAS y MIL GRACIAS.” (Almudena)

“Describir una experiencia tan profunda, trascendental y renovadora no es muy fácil en palabras, vivirla enfrentando miedos, barreras, paradigmas, descubrir la propia creatividad es un proceso que empieza y ya no acaba, tampoco hay vuelta atrás, solo el vacio y la seguridad de podértelo permitir, es lo que puedo expresar y agradecer a Verma Rodriguez , David Alcalde, Cristina, Sanango y todos los valientes compañeros con los que realicé el curso de masaje y sanación sexual.

Como asistente en los talleres de Verma sigo aprendiendo herramientas que me ayudan a sobrellevar el enfrentarse al proceso del morir en uno y poder renacer a cada instante.” (Dago)

 

 

 

Anuncios

Merecidas vacaciones!

india

Después de años de estudios, formaciones transformadoras, talleres, sesiones individuales y crisis personales varias… por fin ha llegado mi momento: me voy de viaje!

India, la mágica y desgarradora India, me espera. Sus gentes, los intensos olores, los brillantes colores… bellos paisajes y duras realidades que giran la vida y la transforman.

Voy en busca de la nada, cayendo en el gran vacío infinito de posibilidades que la experiencia, sin expectativas, sin proyecciones, puede abrir ante mi. Entregarme y zambullirme en el ruido y el silencio, en la belleza y en el horror, en la alegría inmensa y en la profunda tristeza, vivenciar todo como una aventura delirante, tragicómica pero hermosa, muy hermosa.

2 meses de caminos, calles, montañas, playas, trenes, buses, horas muertas, ashrams, hostales, amaneceres y atardeceres y todo aquello que el viaje me traiga para disfrutar con la inocencia de una niña, capaz de maravillarse y sorprenderse incluso de una sonrisa.

Desde el 1 de Octubre al 3 de Diciembre estaré fuera de Barcelona.

Cristina, mi socia, amiga y compañera profesional se queda al frente de Sanango y también de mis pacientes. Si quieres recibir una sesión de masaje tántrico o sanación sexual, puedes ponerte en contacto con Cris por teléfono al 620770820 o al e-mail info@sanango.cat

Para sesiones de Rebirthing, masaje ayurvédico, holístico… a partir del 7 de Diciembre, a mi regreso!

🙂

Gracias Universo, gracias mamá, gracias a mí misma.

Masaje de Lingam

Hace mucho tiempo que tengo la necesidad de escribir sobre el masaje de lingam, son como pequeños impulsos, frases que golpean mi mente pero que no terminan nunca de materializarse.

hombre desnudoMe suele ocurrir siempre después de una bonita sesión con un hombre. Y digo bonita porque hay sesiones que emocionan hasta la última molécula de mi cuerpo y sí, no solo me pasa con mujeres, también ocurre con hombres.

Hablar de porqué los hombres acuden a consulta es querer abarcar demasiado, el abanico es infinito, desde el curioso que ha oído hablar pero no tiene ni idea del tantra al que tiene un problema sexual serio, pasando por los que ya han probado las delicias del masaje erótico pero buscan, decepcionados, algo más sin saber qué. También vienen hombres que se consideran ya en el camino: profesores de yoga, acupuntores, terapeutas de otras técnicas energéticas, maestros de reiki y un largo etcétera de hombres que vienen porque no saben qué hacer con tanta energía cuando llevan demasiado tiempo sin practicar sexo, aun cuándo tienen pareja.

A veces es divertido observar sus reacciones al explicarles que no van a recibir un masaje normal relajante, que nuestro trabajo no se centra en el cuerpo físico que se tumba sobre el futón sino en los diferentes cuerpos energéticos que forman parte de él, que nosotros trabajamos con la anatomía energética: chakras, nadis, polos, marmas..

Y que ellos no tienen que hacer nada, sólo tienen que mantenerse con los ojos cerrados, respirando y en actitud de apertura y entrega total.

Sólo!! 😉

Hay hombres que se abren sin resistencias y descubren un placer más allá del físico, hombres que son capaces de traspasar la barrera de lo conocido y profundizar en la capacidad perceptiva de su cuerpo, que se sorprenden al dejarse sentir, embargados por la emoción, relajados al fín de una mente alerta, confundida, dominante… Hombres que aprenden a ir más allá de su animal instinto sexual controlando su voraz necesidad de germinar cualquier semillita para que la especie no desaparezca, hombres que consiguen dominar su propia energía sexual, felices por saber que pueden encauzarla como a ellos les venga en gana y contentos de poder evitar el dominio de su lingam sobre todo lo demás.

Durante el masaje tántrico, vamos activando las zonas más sensibles, moviendo la energía sexual que se despereza alegre iniciando un viaje por los nadis, vamos recorriendo con las manos todo el cuerpo al ritmo de la respiración, lenta, profunda, sonora… acercándonos al lingam para despertarlo, venerarlo y honrarlo .

El masaje de lingam es hermoso porque no es una paja, no se trata de movimientos mecánicos friccionando hacia arriba y hacia abajo el pene. Cuando decimos lingam, estamos hablando del dios Shiva, representado en toda India por un falo, hablamos de la Conciencia Suprema, del poder de lo masculino.

El masaje de lingam es la adoración a la energía masculina sana, pura, sagrada… inocente y verdadera.

A través del masaje de lingam, podemos despertar un torrente de energía sexual, potente, suficiente para que se expanda por todo el cuerpo. Ríos de energía que fluyen a través de los nadis y que hacen extremecer cada célula del cuerpo devolviéndoles vida, color, vibración, sentimiento…

Elevándola al cuarto chakra, toda esa energía sexual encaudalada golpea con fuerza el corazón, derrumbando sin compasión las corazas, limpiando las memorias dolorosas, los rechazos, los miedos, las inseguridades… despertando ilusionada el Sentir, la confianza, el amor…

Amor que desborda a raudales, hombres admirándose de cuánto amor son capaces de sentir y cuánto amor son capaces de dar.

El masaje de lingam es una sanación, una limpieza, una purificación, un éxtasis que envuelve a la conciencia en gozo puro y sagrado.

Movimientos lentos, diferentes, respetuosos, estiramientos, presiones alternas… y la posibilidad de aprender a transformar la ansiedad y la urgencia de eyacular, en una cordillera montañosa mística repleta de subidas y bajadas y seguida de una meseta infinita y redonda.

Estados ampliados de Conciencia gracias a la Conciencia Pura, Suprema, que es el mismo Lingam.

El masaje de lingam es un arte delicado, suave y a través de las manos podemos transmitir la ternura que muchos hombres se niegan a sí mismos, o que ni siquiera conocen.

Cuántos adolescentes hay que no tienen a nadie que les enseñe cómo sentirse con todo el potencial sexual que se despliega ante sí, nadie que les oriente ante tantas dudas y preguntas, confusiones, hormonas revueltas, fantasías… Aunque tengan padres, la vergüenza de éstos, el silencio o la ignorancia ante un tema aún en dia tabú, les hace sentirse perdidos, y casi obligados por la curiosidad o lo prohibido, los amigos o la propia necesidad de aprender, acaban convertidos en alumnos de nacho vidal y compañía, recurriendo a una pornografía totalmente patriarcal, dónde se somete a la mujer a los deseos y órdenes de los hombres, convertidas en juguetes con varios agujeros que pueden penetrar según la postura en la que el hombre, casi siempre es el hombre, las coloca.

Sexo salvaje, pasional, primitivo, institivo, animal. Falso. Incluso hay animales que respetan mucho más a la hembra de su especie que los propios humanos a sus hembras.

Así aprenden nuestros hijos, y así aprendieron nuestros maridos, parejas, novios, compañeros de camino, amantes… creyendo no sólo que eso es hacer el amor sino que a las mujeres nos encanta. Y no digo que de vez en cuando un revolcón salvaje no esté bien, pero aún siendo salvaje, pasional, primitivo, animal… puede ser muy tántrico.

Sólo tenemos que aprender a hacerlo, aunque por desgracia, no hay toda una industria pornográfica que nos enseñe cómo.

Felizmente, hoy en día ya hay hombres despiertos, algunos llevan años trabajando, sanando todas las cargas y memorias de un masculino reprimido también por el patriarcado.

Las mujeres hemos sufrido, pero también los hombres: guerras, humillaciones, esclavitud.. en este planeta azul, mágico, no nos salvamos nadie, todos somos encarnaciones de seres infinitos que rondan este plano una y otra vez, sufriendo, aprendiendo, riendo, soñando y sanando.

Todos hemos sido hombres y mujeres, todos hemos sido víctimas y agresores, inocentes y culpables…

Todos somos manifestaciones de una misma energía que se daña y se sana y todos podemos hacer por evitar dañar más.

Sanando a las mujeres a través del Masaje de Yoni (Ioni) les damos alas para sentir, confiadas, capaces de resurgir un Femenino Sagrado

Sanando a los hombres a través del Masaje de Lingam les permitimos sentir, orgullosos, capaces de sostener con fuerza, valentía y sacralidad al Femenino Sagrado.

Sanando la energía masculina, estamos salvando a la humanidad y al planeta entero.

Sanando la energía femenina, elevamos al planeta entero a una vibración mayor de plenitud y Amor.

Te sumas a este viaje hacia lo Sagrado?

Abrazos tiernos,

Verma.