2ª Clase: RESPIRAR EL CUERPO

La respiración es la herramienta principal que usa el Tantra para anclarte a la vida, al cuerpo, al momento presente. Es gracias a la respiración que podemos acceder a partes olvidadas de nuestro inconsciente e iluminar con la luz de nuestra consciencia la sombra que en la oscuridad, nos domina y rige nuestras emociones, pensamientos, acciones, reacciones y en general, nuestra vida.

ASÍ RESPIRAS, ASÍ VIVES.

Veamos porqué.

.

.

.

Práctica de la Respiración Pélvica

Hay infinidad de pranayamas (ejercicios de respiración) que pueden ayudarte en tu día a día a sentir el cuerpo y conectar con la energía: por nariz o por boca, respiración completa, respiración conectada, respiración alterna….

A ti te entrego la respiración pélvica; la respiración natural que hemos olvidado y que nos permite abrirnos al placer de sentir nuestra energía y nuestra sensualidad.

Disfrútala

.

Comments ( 6 )

  • Alejandra

    Verma me ha parecido muy interesante los pares emocionales y me ha surgido un recuerdo y una duda. Hubo un tiempo en que si empezaba a reír a carcajadas acababa llorando con desconsuelo. Después me quedaba muy a gusto y liberada. Siempre hemos pensado que era cosa de familia porque a mi hermana también le pasaba. Hace tiempo que no me pasa y no se si eso es bueno o es malo. ¿Me ayudas a reflexionar?
    Gracias

    • Verma Rodriguez

      Hola Alejandra,
      ¡Qué buen hábito teníais instaurado en casa! Una de las meditaciones joya de Osho es la Rosa Mística donde, tras una semana entera riendo, se continúa con una semana entera llorando y después una semana meditando. Esta misma meditación existe en su formato corto, de 1 hora de duración; 20 minutos riendo, 20 minutos llorado y 20 minutos meditando. La risa y el llanto liberan el diafragma, lo relajan, se queda esponjoso, permeable, y esto permite que la energía circule hacia arriba en su recorrido desde las caderas hasta la cabeza. Ya no hay emociones enroscadas en el tercer chakra, ya no hay un dique que impide a la energía fluir. La meditación entonces es una auténtica gozada.
      Sí, la risa, tu risa a carcajadas reblandecía lo suficiente el diafragma como para liberar también la tristeza, que reprimimos más. Y cuando alegría y tristeza se liberaban, entonces «te quedas muy a gusto».
      Pensar… ¿cuántas veces no hemos llorado de la risa? No es tanta la diferencia.
      Gracias por tu compartir.
      Un abrazo!

  • Alba

    Verma, quería contarte que en el ejercicio de la respiración pélvica, lo que me ocurre es que siento ( además del diafragma) la pelvis muy bloqueada, y me cuesta mucho sentir como el aire llega ahí.
    Justamente en el sexo ese movimiento al que nos invita está respiracion , esta vasculación de la pelvis, me es muy difícil hacerla , es forzada y algo dolorosa.
    ( Decir que tengo una desviación de columna a nivel lumbar muy importante)
    Esto me hace pensar que quizá tenga bastante que ver con una falta de sensibilidad en la zona de los genitales, qué opinas?

Responder a Alejandra Cancelar la respuesta

× ¿Cómo puedo ayudarte?
X

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies. Puede obtener más información en nuestra Política de cookies.

Los ajustes de cookies en esta web están configurados para «permitir las cookies» y ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues usando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar», estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar